Principios educativos y metodología

En relación con el aprendizaje para desenvolvernos en la vida material los principios educativos son:

La no directividad en el proceso de aprendizaje, Vettaveli no impone currículo alguno más allá del “currículo de la vida” según sea descubierto individualmente por cada niño. Los niños manejan su propio tiempo en la Escuela y realizan actividades que ellos mismos han escogido. Lo básico en Vettaveli es conservar el impulso de aprendizaje natural del niño y facilitarles los recursos necesarios para ello. Hay suficientes recursos a su alcance: libros, ordenadores, cocina, biblioteca, gente interesante haciendo cosas interesantes, y mucho más. Esta disponibilidad de recursos ayuda a los niños a encontrarse con una variedad diversa de temas y actividades incluyendo la mayoría de lo que encontramos en un currículo tradicional al igual que muchas otras cosas que no lo son.

No imponemos un currículo por la simple razón que ninguna persona aprenderá lo que no le interese. Preferimos que los niños descubran y persigan sus propios intereses, lo cual les permitirá disfrutar el aprendizaje y retener el conocimiento a través de los años.

Libertad y responsabilidad. Como afirma Javier Herrero (Ojo de Agua) el desarrollo humano sólo puede darse desde la propia interacción con el entorno exterior por voluntad propia. Todas las actividades son voluntarias en este entorno. Ambiente en el que la iniciativa de la interacción proviene de la estructura interior de cada uno, y ello es definido como educación en libertad. Los límites suponen vivir las consecuencias de los propios actos para experimentar las lecciones de la vida. Hay otro tipo de responsabilidad más general que impregna todo el ambiente porque el ambiente consiste en eso precisamente. Es la responsabilidad de asumir el propio proceso de aprendizaje: qué necesito aprender, cómo aprenderlo, con quién, dónde, cuándo…

La iniciativa de la interacción con el exterior proviene de la estructura interior de cada uno, y esto es la educación en libertad. Pero esa libertad de decisión y acción no es infinita.

Establecemos límites para que todos los que convivimos podamos tener la oportunidad de estar relajados y así, poder interactuar con el entorno en coherencia con nuestra estructura interna.

Aprendemos, nos desarrollamos y evolucionamos con otros

Nuestro proceso de evolución es un proceso que necesita de un grupo con el que contrastar, un grupo de referencia. A menudo los otros hacen de “despertadores”, es decir, cada uno de nosotros hace de despertador del otro. Aprendemos compartiendo con los demás, y dialogando. Construimos nuestro conocimiento mediante la contrastación con otros. Pero no sólo el conocimiento cognitivo, sino también el conocimiento que nos lleva a una acción correcta.

Principio de investigación, los niños aprenden investigando en la realidad, manipulando. Haciéndose preguntas y a partir de ellas, se favorece el que los niños aprendan por sí mismos, por su propia experiencia. El yoga funciona bajo este mismo principio, a través de la experimentación, la autoobservación y la contrastación es como se produce la evolución hacia el Ser, sólo que en este caso la investigación tiene por objeto alcanzar aquello que somos, que es un estado de Gozo Absoluto no interferido por nada.

Por lo tanto, trabajamos desde un modelo de escuela no directiva, en el que los estudiantes establecen su propio programa de estudios acompañados por los maestros. Nos basamos en los siguientes enfoques educativos: experiencias de Rebeca Wild en Ecuador a través del Pestalozzi, experiencia Montessori, Freinet, escuelas democráticas y experiencias de Auroville guiadas en sus comienzos por la Madre y Aurobindo donde el componente del desarrollo espiritual es el elemento que aglutina todo el proceso educativo.

Para el aprendizaje y desarrollo del Gozo o Felicidad Permanentes, hemos tomado como referentes el conocimiento y las prácticas de los Siddhas, que se basa en los siguientes principios:

  • El amor que es la chispa divina que existe en el alma de cada ser. Se revela en la cualidad de la generosidad, la compasión y la misericordia por todos los seres vivos.
  • El desarrollo de una voluntad, acción y conocimiento guiados por el Ser orientados hacia la evolución de la persona.
  • La experiencia y la vivencia como fuentes de conocimiento. “Un paso de sabiduría acompañado de un paso de práctica”.
  • Desarrollo de una conciencia Pura, más allá de nuestra personalidad-identidad física y psíquica.