El Vasi Yoga es la técnica milenaria que usaron los Siddha Yoguis para alcanzar la iluminación desde hace por lo menos tres mil años. Esta tradición se ha mantenido viva durante este tiempo configurándose lo que es una tradición con todos los soportes necesarios para alcanzar la iluminación (Jiva Mukti). El yoga que los Siddhas practicaron fue el Vasi Yoga, pero recibió más nombres: Vasi Yoga, Kundalini Yoga, Kriya yoga, Tantra Yoga, Laya Yoga, Siddha Yoga, Siva Yoga, Yoga Semilla, Navakona Valai Yoga, Agni Yoga, Mauna Yoga, Aumkara Yoga.  

El objetivo del Vasi Yoga es alcanzar una consciencia semilla, una consciencia pura sin dualidad, según el Siddha Sivavakkiyar. La barrera de la dualidad impide alcanzar el chackra sahasrara que es donde mora la consciencia pura. Para ello hay que conseguir la respiración llamada susumna, que nos permite ascender desde el chackra muladhara hasta el chackra sahasrara, ello supone que la persona necesita tener un gran dominio del pranayama. Los Siddhas  valoraban tener un cuerpo no solo sano, sino con un nivel de energía sutil elevado, puesto que todo el proceso de iluminación se realiza en nuestro cuerpo. El cuerpo debe estar limpio de impurezas no solamente fisiológicas sino también energéticas, mentales y emocionales.

El Vasi yoga es una técnica que integra el trabajo simultáneo de la postura o asana, el pranayama, el mantra, los chackras y la meditación. La activación de la energía kundalini es un elemento fundamental en esta técnica.

Anuncios