La vida en el ashram se centra en la práctica intensa o sadhana, porque sólo a través de una práctica intensa se puede lograr la iluminación. Se estructura de la siguiente forma:

  • Práctica reparti12da en tres momentos del día: por la mañana de 8 a 9 y de 12 a 2, y por la tarde de 7 a 9.
  • Todas las prácticas incluyen media hora de lectura y comentarios de los textos de los diferentes Siddhas.
  • Las prácticas son una práctica integrada de pranayamas, mantras, meditación y realización de posturas tal y como lo indica el Shiva Puranam, para que el efecto de la práctica se intensifique cientos de veces tal y como se indica en el texto anterior. Por la mañana además de pranayamas, mantras y meditación, se hace una práctica de lateralidad para el desarrollo del equilibro y armonía de los hemisferios cerebrales y equilibrio energético.
  • En los tiempos libres la persona puede pasear por la naturaleza, leer, o hacer karma yoga.
  • Las horas de las comidas son: desayuno a las 9, almuerzo a las 14 y cena a las 21 horas.