Vettaveli es una palabra en tamil que significa “Espacio de liberación” y es la palabra que hemos elegido para nuestra escuela, Porque pretende ser un espacio para la liberación de aquello que no somos. Vettaveli es aquello que el ser humano busca de forma innata y continua: vivenciar y descubrir quiénes somos. Vettaveli es el “lugar” donde el Ser habita.

La escuela Vettaveli está bajo la dirección de Ramón Ruedas. Ramón es una persona que lleva muchos años investigando y vivenciando esta tradición de los Siddhas, y que ha puesto en práctica el Vasi yoga, que son el conjunto de técnicas que marcan la ruta para llegar a ese estado de consciencia pura. Actualmente existe un grupo de formación para adultos. Pero considerábamos que esta experiencia debía ser también accesible para aquellos que todavía son niños. Y por ello nace Vettaveli para los niños, una educación que tiene como propósito guiar y acompañar a las almas de nuestros hijos por un sendero donde uno no sólo aprenda a desenvolverse en esta vida, sino también a desarrollarse espiritualmente.

El Vasi yoga va dirigido a todas las almas independientemente de su edad. Desde Vettaveli queremos ofrecer un espacio para que padres y niños puedan acompañarse conjuntamente en su desarrollo espiritual. La familia es un soporte para la evolución de los niños. Los Siddhas, que fueron personas normales y corrientes que alcanzaron la iluminación, consideraron que el conocimiento espiritual es la verdadera educación. La educación verdadera es aquella que libera, las demás educaciones que recibimos a lo largo de la vida escolar son mundanas, en cuanto a objetivo y efecto, es decir, nos permiten desenvolvernos en este mundo material, pero no nos ayudan a encontrar el camino hacia la Dicha Absoluta, es decir, la Felicidad, Gozo o Dicha que no depende de acontecimientos externos o de estados de ánimo internos.

Una verdadera educación es un camino de búsqueda y retorno hacia el Ser. La verdadera educación es el camino hacia la consciencia pura. Nuestro trabajo se enfoca en ayudar a clarificar ese camino desde la óptica del Vasi Yoga a las familias, trabajando con los adultos y los niños.

Los pilares de la escuela:

Una tradición de miles de años, donde se muestra la ruta para el desarrollo de la Consciencia y del Ser: la tradición de los Siddha yoguis.

La práctica: el Vasi Yoga, un conjunto de prácticas que permiten a la persona vivenciar y captar su verdadera naturaleza interior: El Ser.

Un lugar: El Molino, un lugar que por sus características energéticas favorece la conexión con el interior de Uno mismo.

Un grupo: como soporte para compartir.

Un proceso guiado: que permite el contraste de las vivencias y del proceso de desarrollo de la persona.

Anuncios