Los Siddhas no hablaban del silencio como un estado de no hablar, sino que hablaban de un silencio místico que es un estado donde el ser es vaciado de todo contenido, es un estado donde el ego, la mente y el pensamiento desaparecen. El término vettaveli es expresión de experiencia mística que lleva gradualmente a transmitir el significado de silencio. El silencio es una metáfora mística usada por los siddhas para indicar ausencia de diferenciación. Es un estado de “no dualidad”, es un estado de desaparición total de toda diferencia, donde dejamos de usar la razón-mente cuya función es distinguir y definir.

El silencio es un estado de consentimiento, de ser uno con la Realidad. El “silencio” de los Siddhas se refiere al nivel indescriptible de la Realidad- el no verbal, el no simbólico y el totalmente indefinible. Es un estado de conocimiento sin imágenes. Los Siddhas hablan del estado de silencio como uno de “más alla del más allá”. Esta expresión significa que la Realidad Última está más allá de los tres umbrales del hombre- el del mundo, el del tiempo y el de su consciencia limitante.

Los retiros de silencio son por tanto un espacio para intentar experimentar ese silencio místico del que hablaban los Siddhas. Se basan en las técnicas de los Siddhas, tomando como base el

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Siddha Pathinattar

pranayama y el mantra para que podamos a acceder a ese espacio de la Pura Consciencia. Como afirma el Siddha Konganar el silencio es el yoga real.

A continuación os dejamos las palabras de un Siddha en relación al silencio:

Siddha Konganar, The Yoga of the 18 Siddhas an Anthology  Editor: T.N Ganapathy.

A medida que abrazas el silencio, profundizas en el silencio.

El silencio se convierte en la totalidad inmensa.

Cuando más se profundiza en el silencio, más se ahonda en él.

El silencio puro aparece por sí mismo.

Yendo más allá hasta el silencio meditativo,

se ve el camino de la realización del conocimiento.

Los escalones que forman la entrada en el silencio

comienzan con el silencio cuando los labios están cerrados.